Diabetes

Diabetes

Cambiando el mundo de la diabetes


Diabetes, la principal área terapéutica de Novo Nordisk cuenta con una amplia gama de productos como insulinas, análogos de insulina, dispositivos de administración y el hipoglucemiante oral.

 

¿Qué es la diabetes?

Diabetes es la palabra utilizada comúnmente para identificar varios trastornos metabólicos en los cuales, el organismo no produce insulina, o no utiliza de modo efectivo la insulina que produce.

Se caracteriza por niveles de azúcar en la sangre anormalmente altos. Se la conoce como "diabetes mellitus": diabetes deriva de la palabra griega sifón, que describe la sed excesiva y la micción frecuente que produce la enfermedad, y mellitus, que significa miel en latín, debido a que la orina contiene azúcar y es dulce.

Esencialmente, la diabetes modifica el modo en que su organismo utiliza los alimentos.

La insulina es la clave del problema, puesto que la función de la insulina en el organismo es ayudar a que la glucosa penetre en las células donde se utiliza para producir energía.

La diabetes se caracteriza por una falta total o parcial de producción de insulina. Las formas más comunes son la diabetes de tipo 1 y la diabetes de tipo 2. En ambos casos, las personas tienen escasa o nula capacidad de movilizar el azúcar fuera del torrente sanguíneo y hacia las células, donde se utiliza como combustible esencial del organismo.

 

Síntomas y complicaciones

Los síntomas de la diabetes incluyen:

Micción frecuente

Exceso de apetito y/o sed

Pérdida de peso

Fatiga

Embotamiento

Llagas que cicatrizan lentamente

Infecciones

 

Para el tratamiento, es fundamental que aprenda a manejar su diabetes de la mejor manera. Un control deficiente de la misma puede conducir a un mayor riesgo de:

Enfermedades cardíacas

Alta presión

Accidente cerebro-vascular

Insuficiencia renal

Enfermedad periodontal

Ceguera

Infecciones en las piernas y pies
 

¿Es un trastorno habitual?

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 175 millones de personas sufren de diabetes en todo el mundo. De esta cifra, el 90% tiene diabetes tipo 2 y el 10% diabetes tipo 1.


Hay tres tipos principales de diabetes:

 

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es una enfermedad crónica que se trata con inyecciones de insulina. Deben aplicarse todos los días y algunas personas necesitan múltiples inyecciones diarias para mantener el control de la glucosa en sangre. Este tipo de diabetes se desencadena cuando una "reacción autoinmune" destruye las células beta del páncreas. Reacción autoinmune significa que el organismo crea anticuerpos contra sus propias células. Como resultado, el páncreas deja de producir insulina, o no puede producir la suficiente por sí mismo. El tratamiento consiste en inyecciones diarias de insulina, junto con una alimentación saludable y actividad física regular.

 

Son síntomas de la diabetes tipo 1:

Sed imperiosa

Micción frecuente

Azúcar en la orina

Olor parecido a la acetona en el aliento

Fatiga, debilidad, somnolencia

Pérdida de peso excesiva en un período corto de tiempo, sin razón aparente

Pese a que se desconocen las causas de la diabetes, existen ciertos factores que pueden aumentar el riesgo de desarrollar diabetes tipo 1.

 

Los factores de riesgo de la diabetes tipo 1 incluyen:

La raza u origen étnico (más común en gente de ascendencia caucásica)

Uno de los padres tiene diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 afecta más a menudo a personas menores de 20 años. Antes se la denominaba diabetes juvenil o Diabetes Mellitus Insulino-dependiente (DMID).


Diabetes tipo 2

La diabetes tipo 2 comprende varios trastornos que tienen diferentes causas y grados de severidad. Es el tipo de diabetes más común.

A menudo, el páncreas de las personas con diabetes tipo 2 puede todavía elaborar su propia insulina, pero el organismo no la utiliza con efectividad. Muchas personas manejan esta diabetes simplemente siguiendo una dieta saludable y haciendo ejercicio físico. En individuos con sobrepeso, mejora en función de la pérdida de peso, dieta saludable y actividad física. Al progresar la enfermedad, puede ser que algunas personas tengan que tomar medicación oral o inyecciones de insulina. El tipo 2 es más común que el tipo 1. Aunque se desconocen las causas de la diabetes tipo 2, hay ciertos factores de riesgo que pueden predisponer a algunas personas.


Los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 incluyen:

Edad (mayor de 45 años)

Ser obeso o tener sobrepeso

Historia familiar de diabetes

Raza u origen étnico (de ascendencia nativa/indígena, africana, española o asiática)

Haber dado a luz un niño con peso mayor a 4 kg

Deterioro en la intolerancia a la glucosa

 

Los síntomas de la diabetes tipo 2 son los mismos de la diabetes tipo 1. Algunas personas pueden experimentar cortes y magulladuras que tardan en curar, infecciones recurrentes de las encías o de la orina, u hormigueo en manos y pies.

Otras denominaciones que se han utilizado previamente para la diabetes tipo 2 son diabetes del adulto y Diabetes Mellitus no insulino-dependiente (DMNID).
 

Diabetes gestacional

Es otro tipo común de diabetes. Es un trastorno transitorio que ocurre durante el embarazo, causado por la mayor exigencia sobre el páncreas. A menudo desaparece luego del parto, pero puede reaparecer posteriormente. La diabetes gestacional afecta entre un 2% y un 4% de los embarazos, con mayor riesgo de producirla en madre e hijo. El riesgo de reaparición de la diabetes tipo 2 aumenta si la madre dio a luz un niño cuyo peso es mayor a 4 kg al nacer.

El tratamiento consiste en dieta saludable, actividad física, y en algunos casos, terapia con insulina.
 

¿Estoy en riesgo?

La diabetes es un trastorno que ocurre a nivel mundial. Las cifras de personas afectadas varían de un lugar a otro y entre grupos étnicos. El riesgo de desarrollarla depende de quién es usted, de cómo vive y dónde. La diabetes tipo 1 puede desarrollarse a cualquier edad, aunque más a menudo aparece en la gente joven (menores de 20 años), de contextura delgada, especialmente en los niños al comienzo de la pubertad.

La diabetes tipo 2 afecta más a menudo a los individuos mayores de 45 años, con sobrepeso y que tienen un bajo nivel de actividad física. Los datos sugieren que tanto las características hereditarias como los factores ambientales tienen incidencia en la aparición de la diabetes. La cantidad de personas a las que se les diagnosticó diabetes se incrementó en los últimos años y continúa en aumento. La Organización Mundial de la Salud (O.M.S.) estima que, a nivel mundial, habrá más de 300 millones de diabéticos en 2025.
 

La diabetes ¿es hereditaria?

Los hijos de personas con diabetes tienen mayor riesgo de desarrollar diabetes. El riesgo es de aproximadamente 5% si uno de los padres tiene diabetes tipo 1, y más alto (aproximadamente entre 11% y 13%) si uno de los padres tiene diabetes tipo 2.
 

Factores ambientales

En el desarrollo de la diabetes pueden incidir diferentes factores ambientales. Las infecciones y la actividad del sistema inmunológico se cuentan entre esos factores. Una mayor expectativa de vida en algunos países influye también en el aumento a nivel mundial de personas diagnosticadas con diabetes tipo 2.