Después de una Hipo

(para hipoglucemias leves y moderadas)

Cuando su nivel de glucosa en la sangre es demasiado bajo, es importante aumentarlo rápidamente. Esto puede lograrse mediante la ingesta de una fuente rápida de azúcar como:

  • Jugo de naranja o manzana
  • Pastillas de dextrosa
  • Mermelada o jarabe
  • Cubos de azúcar o miel
  • Dulces (aunque el chocolate funciona más lento)
  • Bebidas dulces como cola o limonada - ¡pero no bebidas dietéticas!

Luego de consumir algunas de estas fuentes rápidas de glucosa, es buena idea ingerir una fuente lenta de glucosa como es una galleta o un trozo de pan para lograr una fuente de azúcar de larga duración.

¡Debe también dejar de realizar cualquier actividad física inmediatamente y decirle a alguien lo que está sucediendo!

Cuando comience a sentirse mejor, ingiera un refrigerio o una comida para asegurarse de que su glucosa en la sangre no comience a bajar nuevamente.

Llame a su médico/ enfermera o servicio de emergencia.

Cuando el paciente despierta, debe dársele algo de beber, como jugo o refrescos, para aumentar su nivel de azúcar en la sangre y para evitar una nueva hipoglucemia severa.