Insulinas

Los distintos tipos de preparaciones de insulina se diferencian por la velocidad

en que se absorbe la insulina inyectada desde la capa debajo de la piel en la
sangre (inicio de la acción) y por el tiempo que demora en absorberse toda
la insulina inyectada (duración de la acción).

Es importante tener en cuenta que la duración y los tiempos de absorción que
se describen a continuación son solo aproximados.

La absorción de insulina siempre depende de factores particulares.


Análogo de insulina de acción prolongada

Inicio:1 hora
Acción máxima: 24 horas
Indicación: tratamiento de la diabetes mellitus


Análogo de insulina de acción prolongada

Inicio:1 hora
Acción máxima: 24 horas
Indicación: tratamiento de la diabetes mellitus


Análogo de insulina bifásica

Inicio:10-20 minutos
Acción máxima: 1-4 horas
Duración: hasta 24 horas
 

Insulinas humanas

Insulina de corta acción 
(insulina humana soluble)

Esta insulina viene en una solución cristalina y debe ser administrada en las comidas.

A la inyección debe seguirle una comida o snack que contenga carbohidratos, 
dentro de los 30 minutos.
 

Insulinas humanas

Insulina de acción intermedia (insulina humana isófana, NPH)

Es una preparación que contiene una sustancia que retarda la absorción de la insulina.
La combinación de insulina y una sustancia retardante normalmente resulta en una formación de cristales
que le dan al líquido una apariencia turbia. Los cristales de insulina deben ser homogeneizados mezclados antes cada aplicación.

La insulina de acción intermedia demora aproximadamente 1 hora y media en comenzar su efecto. Su máxima acción se produce entre las 4 y 12 horas después de la inyección, y toma aproximadamente 24 horas para que sea totalmente absorbida.