Tratar la diabetes

Años atrás, antes de que se comprendiera el control de los niveles de glucosa, la diabetes afectaba gravemente a las personas que la tenían y causaba su muerte temprana. Actualmente, los nuevos planes de tratamiento tienen ciertas cosas en común que aplican a ambos tipos de diabetes.

Las personas con diabetes, asistidos por su equipo médico, pueden llevar vidas normales y saludables combinando dieta, actividad física y medicación (de ser necesaria), además de los controles regulares de glucosa en la sangre.
 

Alimentación

No se requiere que siga una dieta estricta. Hay variedad para elegir.

Los principales puntos a vigilar son los siguientes:

  • Los tipos de alimentos que selecciona
  • La cantidad de alimentos que ingiere
  • El intervalo entre sus comidas y colaciones
     
Actividad física

Es sabido que la actividad física regular contribuye a que la insulina actúe mejor. También le ayuda a mantenerse más saludable y contrarrestar la enfermedad. La actividad física es importante si está tratando de bajar de peso.
 

Medicación

En la actualidad, la insulina es mucho más segura y sencilla de utilizar que cuando se introdujo por primera vez en 1921.

Hay nuevas formas de aplicar inyecciones, relativamente indoloras y tan sencillas que usted puede llevar el equipo consigo, como si fuera una lapicera.

Algunas personas con diabetes del tipo 2 toman medicación oral o píldoras para controlar sus niveles de azúcar en sangre. Las píldoras no son insulina, sino que contribuyen a que la propia insulina natural actúe mejor.
 

Análisis de glucosa en la sangre

Estos análisis son sencillos, y se pueden realizar en cualquier momento en que necesite conocer su nivel de glucosa. Contribuyen a indicar la efectividad del tratamiento.

Con la información adecuada y la guía de su médico y educador en diabetes, usted puede aprender a manejarla.